EXPOSICIÓN FINALIZADA, consulta qué ver ahora en los Museos Científicos Coruñeses.


Banner exposición


Las 49 fotos que componen la exposición muestran a las aves durante su actividad cotidiana en parajes naturales de Galicia. Muchas de las fotos tienen un alto valor científico porque muestran especies muy difíciles de observar o cuyo hábitat natural está seriamente amenazado. Otras poseen un gran valor artístico y funcionan como un eficaz instrumento de comunicación que invita a la admiración y conservación de la naturaleza gallega.

Las imágenes están ordenadas por orden cronológico, lo que permite comprobar la evolución, tanto tecnológica como conceptual, de la fotografía de naturaleza en Galicia. Las primeras imágenes se tomaron en los años setenta, cuando para poder retratar a un ave sin asustarla era necesario apostarse durante horas oculto en un refugio camuflado. Las últimas se sacaron hace apenas unos meses, utilizando potentes teleobjetivos y tecnología digital. El contraste entre unas y otras es fuerte y resulta muy interesante y atractivo de ver. Se da la circunstancia de que la observación de aves es una de la actividades naturalistas que cuenta con un mayor número de adeptos entre los jóvenes. De hecho, los clubes y asociaciones dedicados a ella se encuentran entre los de más solera de cuantos se dedican a la conservación de la naturaleza y sus filas están repletas de jóvenes que, armados sólo con unos prismáticos y una cámara, dedican el fin de semana a perseguir, por ejemplo, una aguja colipinta o un bisbita ribereño. Para saber de qué animales hablamos habrá que visitar la exposición.


La exposición, instalada en la sala Isabel Castelo del Aquarium, está producida en colaboración con el grupo naturalista coruñés Hábitat, que este año cumple el 25 aniversario de su fundación, lo que lo convierte en el decano de los grupos gallegos dedicados a la conservación de la naturaleza.