"...Era un amplio cuadrilátero de esquinas achaflanadas, de diez metros de largo, seis de ancho y cinco de alto. Un techo luminoso, decorado con delicados arabescos, difundía una luz clara y suave sobre todas las maravillas apiñadas en aquel museo. En verdad se trataba de un museo, donde una mano inteligente y pródiga había reunido todos los tesoros de la naturaleza y el arte, con ese abigarramiento de artista que distingue el taller de un pintor..."

("20.000 Leguas de Viaje Submarino". Julio Verne)

Se presenta una colección de objetos -muebles, platos, catalejos, aparatos científicos, pinturas, grabados, conchas marinas, muestras de animales y minerales, aparatos y objetos náuticos, cartas de navegación y objetos personales- originales de la segunda mitad del siglo XIX y que tienen relación con el personaje de la novela de Julio Verne.

La sala dispone también de sillones tipo chéster forrados en piel, mapas antiguos, y espejos de época que permiten obtener imágenes inusuales. La ambientación se completa con una sinfonía de 20 minutos, que contiene varios pasajes de música de órgano, especialmente compuesta por Luis Delgado para esta estancia.